Advertisement

Advertisement

Pronto podrías jugar a tus juegos de Xbox One en Windows 10. Lo de Microsoft con ambas plataformas es como ese beso eterno que nunca llega a completarse. Sabemos que la compañía quiere hacer confluir a ambas de manera más orgánica pero nunca acaba de dar paso el decisivo. Eso podría cambiar hoy.